¿A quién beneficia la regulación contable?

Arruñada, Benito (1990), “¿A quién beneficia la regulación contable?”, Expansión, 13 de diciembre, 34.

Los usuarios sólo pagan por la información contable cuando la emplean en vigilar el cumplimiento contractual. En todos los demás usos —análisis de inversiones, recaudación de impuestos e investigación—, los demandantes obtienen la información gratis. Lógico que su apetito sea insaciable. La exigencias legales benefician así a los analistas de inversiones y a la Administración del Estado, que reciben gratis una materia prima más elaborada y homogénea; así como a los productores de normas contables, cuya demanda aumenta.

Los comentarios están cerrados.